5 feb. 2009

"EL HUMOR EN LA OBRA DE ROMÁN LEDO" POR JOSÉ ÁNGEL MONTEAGUDO

El día 4 de febrero de 2009, se celebró en Ibercaja Zentrum una conferencia sobre "El humor en la obra de Román Ledo", dentro del ciclo "Es lo que había: el humor de ayer en Aragón".

Esta conferencia fue impartida por el escritor José Ángel Monteagudo que nos habló de la literatura de Román, haciendo una semblanza del autor y un repaso por todas sus obras editadas.

Amadeo Cobas, el presentador del acto, se refirió a la grandeza de Román como persona y como escritor, a su fina ironía en el humor, y a los momentos de amistad compartidos con una persona cercana que le impresionó desde que tuvo la oportunidad de conocerlo.


El conferenciante, José Ángel Monteagudo, introdujo el acto realizando un recorrido por el humor, desde la antiguedad hasta nuestros días, desembocando en la literatura de Román. Citó referencias de otros autores (José Luis Arce, Fernando Villacampa, Juan Marín, Javier Aguirre, Amadeo Cobas, Luis del Val, Gracia Mosteo, Antón Castro...) hacia la figura del escritor oscense y su opinión acerca de su obra y el humor que destilaba en cada uno de sus rincones.

Asimismo, José Ángel, se refirió a muchos de los cuentos y pequeños relatos de los libros "Gaseosas de papel" y "Yogur griego"(ambos constan de 100 cuentos cortos), haciendo breves referencias a algunos de ellos. También habló de su labor como palabrista nato, tal y como refirió de un artículo de su amigo, el profesor Fernando Villacampa; "Román, mucho antes que escritor había sido un gran hablador. Y un palabrista nato. Un explorador de modismos, un catador de sintagmas, un cazador de palabras". Aquí hiló el conferenciante una celebrada referencia a más de 100 heterónimos que Román había inventado alternado las letras de su nombre y apellido, a las digresiones que ejercía dentro de los propios relatos, y a las frases geniales y refranes cambiados de intención ("neorefranes" fue la referencia que el autor otorgaba a estos), es decir juegos de palabras dentro del mismo refrán derivando su significado hacia un territorio inexplorado y totalmente nuevo cambiando, incluso, el sentido del mismo.

En este punto de la conferencia, la gente comenzó a animarse entre risas y comentarios.
En la parte final, el conferenciante leyó varios cuentos y remarcó la ironía de Román que a veces desembocaba en un sarcasmo incontenido, según el tema a tratar. Se refirió al capítulo concreto de "Las cosas de la guerra" (en el libro "Yogur griego") como ejemplo sarcástico de enorme valor, e incluso se arrancó a cantar el "Guantanamera" en la versión que el propio José Antonio Román hace constar en ese capítulo y que refleja la vergüenza de la prisión de Guantánamo, con su particular apostilla final.

Por último, Monteagudo, hizo referencia a su particular relación con el autor y habló de alguna de sus últimas creaciones, refiriéndose a una de sus preferidas ("Licantroterapia") la cual trata de los efectos de la quimioterapia a la que Román se sometió en su enfermedad y que, a pesar de comentarle lo inefable de explicar esa sensación, escribió este cuento en el que lo relata de forma magistral. El conferenciante terminó con una invitación a leer la obra de Román, a disfrutar plenamente y en conciencia de cada uno de sus relatos y parafraseando el diálogo de una gran película (Casablanca), comentó: "Siempre nos quedará Román. En el recuerdo y en su obra".

Aún hubo tiempo para varias intervenciones de las personas asistentes entre los que se encontraban escritores, amigos, compañeros, y gentes de la cultura en general. Entre todos se entabló un diálogo en el que la figura de Román fue el nexo sobre el que giraron todos los comentarios y recuerdos. Todos los presentes disfrutamos de la brillante exposición y esperamos que se repita la obra teatral que hace referencia a varios cuentos y relatos de Román que el escritor Javier Aguirre lleva en mente. Enhorabuena a Ibercaja Zentrum por este acto sobre uno de los escritores aragoneses más surrealistas de los últimos tiempos, y por ofrecernos su humor irónico y genial.
M.C.

No hay comentarios:

Publicar un comentario